julio 17, 2024 9:51 PM

Confirman el primer adenovirus en “saltar” de un mono a un humano y permanecer contagioso

Un grupo de investigadores de la Universidad de California San Francisco han encontrado un nuevo virus que se propagó a través de una colonia de monos de California a finales del 2009 y también infectó a un investigador humano y a un miembro de su familia. Este es el primer ejemplo conocido de un adenovirus en “saltar” de una especie a otro y permanecer contagiosa después del salto.

En el estudio publicado en la revista PLoS Pathogens se identificó un nuevo virus en el momento del brote y los investigadores confirmaron que era el mismo virus de los monos titi y los dos seres humanos. También confirmaron que el virus es altamente inusual en las dos poblaciones, lo que sugiere que se pudo haber originado de una tercera especie no identificada. La dirección en la que se propagó el virus, ya sea de los monos a los seres humanos, o viceversa sigue siendo un misterio.

Los adenovirus infectan naturalmente, muchos animales, incluyendo los seres humanos, los monos y los roedores, y se sabe que causan una amplia gama de enfermedades clínicas en los seres humanos, desde síntomas parecidos al resfriado hasta la diarrea y la neumonía. A diferencia de la gripe o los coronavirus, no se conocían casos de transmisión de los adenovirus de una especie a otra.

El virus, que los investigadores han llamado adenovirus mono tití (TMAdV), infectó a más de un tercio de los monos titi en el California National Primate Research Center (CNPRC) a finales de 2009. En los monos, el virus fue devastador, causando una enfermedad del tracto respiratorio superior que avanzó a una neumonía y eventualmente mató a 19 de los 23 monos (83 por ciento) que se enfermaron, incluyendo a los monos adultos jóvenes sanos.

Alrededor de la época del brote, un investigador que estaba cuidando a los monos enfermos también desarrolló una infección del tracto respiratorio superior, con fiebre, escalofríos y tos que duró cuatro semanas, al igual que dos miembros de la familia de los investigadores que no tenían contacto con la colonia de monos. Los tres se recuperaron completamente sin tratamiento médico.

Debido a que la enfermedad del investigador no se informó después de varios meses, el virus ya no podía ser detectado directamente, por lo que en conjunto con el Departamento de Salud de California se llevaron a cabo las pruebas de anticuerpos en los monos, el investigador y dos de los miembros de la familia del investigador, que también informaron haber estado enfermos.

Los anticuerpos son un producto de la respuesta inmune del organismo frente a los patógenos y por lo general permanecen en la sangre durante varios meses después de la infección. Como resultado de ello, sirven como un indicador de si una persona estuvo expuesta a un virus específico. Tanto los monos como el investigador dieron positivo a los anticuerpos del virus TMAdV, al igual que uno de los dos miembros de la familia. Ningún otro humano en el centro se encontró infectado por el virus.

Los investigadores descubrieron que el nuevo virus pertenecía claramente a la familia de los adenovirus, sin embargo, era diferente a cualquier adenovirus que se conociera afectara a los humanos ni a los monos, incluidos los de estudios a gran escala por las agencias de salud pública tales como los Centros de EE.UU. para el Control y Prevención de Enfermedades. El nuevo virus fue tan raro, que de hecho, comparte sólo un 56 por ciento de su ADN con sus parientes virales más cercano.

Esto es claramente una nueva especie de adenovirus y es muy diferente de cualquier cosa que hayamos visto antes, dijeron los autores.

La falta de registros previos de este virus en humanos indican que es poco probable que haya comenzado con el investigador. En las pruebas de otros monos en el centro de primates, el equipo encontró un mono rhesus sano con anticuerpos frente a TMAdV, lo que podría indicar que el virus se originó en los monos del Viejo Mundo, luego se extendió a la colonia del Nuevo Mundo que carecen de anticuerpos contra le virus.

El centro viral está llevando a cabo estudios en seres humanos y los monos en Brasil y en África para determinar si el virus es común en las poblaciones silvestres de cualquiera de los monos del Viejo Mundo o del Nuevo Mundo, y si se ha cruzado de especies en los ajustes a los seres humanos que viven cerca.

Fuente: Bioblogia
Foto:
Mascotas.org

Déjanos un comentario

También podría interesarte: