junio 22, 2024 6:05 AM

Entre 70 y 100 UT debe pagar quien sacrifique animales ilegalmente

El sacrificio inescrupuloso de animales domésticos, principalmente perros y gatos, está completamente prohibido por la legislación venezolana, razón por la que la jefatura de Zoonosis de la Dirección Estadal de Salud Portuguesa hace un llamado a la colectividad, para que se restrinja la eutanasia sólo a casos de estricta necesidad.

Flor Sánchez, jefa del mencionado programa de Salud, informó que constantemente se reciben peticiones para que los funcionarios de la DES Portuguesa efectúen el control de caninos y felinos mediante el sacrificio, principalmente cuando se trata de animales en situación de calle o abandono.

El abandono de animales en la vía pública está tipificado como delito en la Ley para la Protección de la Fauna Doméstica Libre y en Cautiverio, vigente en nuestro país desde enero del año 2010. En este instrumento, se establece que las infracciones leves serán sancionadas con multas de entre 20 y 39 unidades tributarias, mientras que las infracciones graves ameritan multas de 40 a 70 UT (unidades tributarias).

“También son delitos el maltrato, la mutilación injustificada de cualquier especie y el sacrificio de animales mediante técnicas que conlleven dolor o sufrimiento”, recalcó la funcionaria. Para este tipo de infracción, tildada como “muy grave”, la multa fue fijada entre 70 y 100 UT.

Controlados

Lo ideal, sostiene la especialista, es que todo ciudadano que posee un animal doméstico piense en éste como parte de su familia, y por tanto tenga presente que le exige cuidados y dedicación.

La atención va desde el hecho de alimentar al animal hasta procurarle buen resguardo, por lo que es responsabilidad de cada dueño la permanencia o no del ejemplar en su lugar de residencia y, por supuesto, en la vía pública.

“Si un perro permanece en la calle, debemos verificar si se encuentra en estado de abandono para procurar recuperarlo y, solo de no haber otra alternativa, se sacrifica”, comentó Sánchez.

El Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) recomienda que para controlar los caninos y felinos callejeros deben ser aprehendidos vivos, para luego ser alojados en Centros de Control Animal. El equipo de Salud no ejecuta sacrificios de algún animal, a menos que el médico veterinario así lo indique.

Según la funcionaria, es posible controlar los perros y gatos callejeros, y un buen comienzo es que cada dueño asuma que su mascota debe permanecer en cautiverio. “Así, vigilamos su reproducción y su conducta apropiadamente, y evitamos las molestias que pudieran causar en la comunidad”, añadió.

Fuente: Noticia Al Día

Déjanos un comentario

También podría interesarte: