junio 18, 2024 6:57 PM

Fegaven ocupa el segundo lugar en otorgamiento de divisas

Según información de la Comisión Nacional de Divisas (Cadivi), la Federación de Ganaderos de Venezuela (Fegaven) ocupa el segundo lugar en otorgamiento de divisas, seguida de Ford Motors de Venezuela. De igual forma, de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadística, para el primer semestre de este año las importaciones acumulan 1.046 millones de dólares que totalizan el total de compras al exterior realizadas en 2011, cuando se gastaron 1.007 millones de dólares.

Desde las instancias gubernamentales, se dice que Venezuela se encamina a alcanzar la soberanía alimentaria, no obstante, las importaciones han desplazado y perjudicado la producción nacional.

−¿Cómo han afectado las importaciones de carne al sector? − Veo con preocupación que de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadística en 2011, en el renglón de animales vivos se importaron 1.007 millones de dólares, mientras que en el primer semestre de este año las importaciones acumulan 1.046 millones de dólares, lo cual demuestra que apenas en un semestre de 2012 superamos el total de importaciones del año pasado. Aunado a este hecho, el Gobierno dispone de 41,8% de presupuesto para importar alimentos, lo que representa cerca de unas 5.000 toneladas de alimentos de diferentes tipos, con el agravante de que vamos a comprar el mismo volumen con mayor precio.

−Fegaven informó la semana pasada sobre un plan de importar 600 mil vacas nuevas que serán incorporadas al rebaño nacional, a fin de aumentar la producción nacional, ya que las vacas que hay actualmente quedan preñadas al año y medio y esta nueva raza lo hace en 4 meses, ¿qué opina de la iniciativa? −Este planteamiento es completamente falso, conozco productores que tienen 80% de preñez en el año, lo que significa que de 100 vacas 80 se preñaron antes del año. Lo que se está tratando de montar es una matriz de opinión de que se necesita incrementar la producción de leche en el país, para justificar el otorgamiento de divisas, con lo cual solicito al gobierno nacional investigar a esas personas que están recibiendo dólar preferencial y en el caso particular de Fegaven, que según Cavidi es el segundo en solicitudes de divisas después de Ford, lo cual tampoco justifica la crisis del sector cárnico y sugiere realizar una auditoría para saber en qué se está invirtiendo ese dinero.

−¿Cuáles han sido las consecuencias de expropiar importantes unidades de producción? −Desde 2001 protestamos por la implementación de la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario y advertimos que la medida representaba una amenaza para el sector agropecuario; y el tiempo nos dio la razón en 2003, con la llamada lucha contra el latifundio que contempla la toma de fincas en plena producción que se han mal llamado expropiaciones. En este sentido, hay que aclarar que se debe cumplir con lo establecido en el artículo 115 de la Constitución y lo establecido en la Ley de Expropiación, donde por causa de utilidad pública tiene que haber un juicio con una sentencia firme y pago oportuno de las bienhechurías y es a partir de ese momento cuando el Gobierno puede tomar posesión del predio.En la actualidad, más del 95% de los bienes intervenidos no han sido cancelados a sus dueños.

−¿Cómo afecta el control de precios a la industria? −Definitivamente, ha sido una medida de precios injusta. Nos afecta que no se efectúen revisiones periódicas de los precios, y cuando lo hacen, no cubren los costos de producción. Esto ha pasado en el caso de la leche; tenemos ya 13 meses (desde octubre del año pasado) que no se revisan los costos. La situación es complicada, porque tener los costos regulados hace que trabajemos a pérdida.

Los únicos que no están regulados son el lomito, el solomo y la punta trasera, pero cuando los importadores reciben dólares preferenciales venden la carne al precio que no está regulado.

−¿Y la Ley Orgánica del Trabajo? −Esta normativa solo ha incrementado los costos.

En el caso de la producción de leche, esta no se puede detener y los ordeñadores deben trabajar 365 días al año, pero ahora la ley dicta que se deben dar como días de descanso los sábados y domingos, además de 5 horas de trabajo y no permite más de 10 horas mensuales de sobretiempo, lo cual complica las cosas.

−¿Cuál debe ser la propuesta para levantar la producción nacional? − Tiene que haber un entendimiento entre el sector oficial y el sector privado. El gobierno tiene la potestad para modificar algunos parámetros. Hay que trabajar unidos, reactivar los circuitos agroalimentarios y revisar los costos de producción con periodicidad. Asimismo, determinar el consumo per capita de carne y leche a fin de establecer cuánto producimos en el país, cuánto necesitamos importar y en qué época del año se debe hacer. Fedenaga está dispuesta a sentarse en una mesa de negociación. El viceministro de economía agrícola, Fuaz Kassen, dijo que se están reuniendo con casi todos los sectores pero no con Fedenaga y aprovecho para aclarar públicamente que no nos hemos reunido por lo menos en los últimos 5−6 años, niego que tengamos algún representante en la Comisión de leche y carne.

−¿Han recibido llamado al diálogo de parte del Gobierno? −Afortunadamente, el próximo 5 de diciembre la Comisión Presidencial del Desarme invitó a Fedenaga a un taller de trabajo.

Esa es la forma cómo se debe trabajar, consultando con los sectores. El gobierno tiene el balón de su lado y no debe excluir a nadie ni continuar viviendo en anarquía.

Fuente: Entorno Inteligente

Déjanos un comentario

También podría interesarte: