junio 18, 2024 5:41 PM

Guías de movilización también obstaculizan traslado del ganado

Ni que pongan la carne a 1.000 bolívares el kilo, la producción nacional estaría en capacidad de responderle a los consumidores venezolanos, porque lamentablemente el problema aquí no es precio, sino de políticas públicas que tienen que tomarse de manera decidida y sin demoras.

Así lo dio a conocer el presidente de la Federación Nacional de Ganaderos, Carlos Odoardo Albornoz, quien agregó que también inciden en forma directa la falta de insumos, la ausencia de maquinarias, dijo que 18.000 tractores están parados por falta de repuestos, también 500 cosechadoras de forraje, y no hay semillas para sembrar pasto para el ciclo que viene.

El dirigente gremial resumió en estas palabras, las razones por las cuales no hay carne suficiente para atender la demanda nacional, a lo cual se suma el problema con las guías de movilización que también obstaculizan el traslado del ganado a los centros de matanza.

-Cuando existe este conjunto de factores se agudiza el desabastecimiento, crece la incertidumbre, pero si además de abona el terreno con amenazas, confiscaciones y de ir en contra de los pocos productores que quedamos en el campo, que representamos solo un 0,4%, cifra que es la menor del continente.

Advierte que el problema no es solo en carne y en leche, sino en todos los sectores, porque tenemos una economía golpeada, resentida y hoy da muestras de su realidad con el desabastecimiento, que es una consecuencia de la inflación que es el gran problema macro que tiene el sector económico nacional.

Reveló que de las 559 mil toneladas de carne que se deberían producir al año, solo se están produciendo 209 mil toneladas, que representan el 48% del consumo nacional.

Sobre el volumen del rebaño en 15 millones de animales, tal como lo afirmó del Ministro de Agricultura, Albornoz señaló «si esto fuera cierto, no habría escasez de carne”, aseguró.

Fuente: El Impulso

Déjanos un comentario

También podría interesarte: