julio 12, 2024 11:20 AM

La experiencia paraguaya en trazabilidad bovina

Calidad de origen la producción ganadera en el Paraguay dio grandes pasos, comenzando por su mejoramiento genético e implementando adecuadas surgidas del servicio nacional de calidad y salud animal (Senacsa), también el manejo apropiado de los establecimientos ganaderos y sus pasturas con el fin de incrementar su rendimiento.

Mediante el gran esfuerzo de los profesionales y productores durante la campaña de lucha contra la fiebre aftosa; la implementación de la Educación Sanitaria; de laboratorios de producción y control de vacunas; estrategias a nivel de campo: trabajo conjunto entre productores y autoridades del SENACSA, Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), en trabajo Interinstitucional y coordinado el Paraguay adquirió prestigio en lo que respecta a la calidad de su producción cárnica.

La trazabilidad, es una herramienta técnica moderna, implementada actualmente en el Paraguay, mediante la cual se registra cómo, quién, cuándo y dónde se realizó la vacunación. Con la implementación del Sistema Informático Gestión de Oficinas Regionales ( SIGOR) por parte del SENCASA, la información se encuentra disponible en tiempo real facilitando las tareas de registro y certificación.

A través de la trazabilidad, también se registra el origen y procedencia del ganado vacuno. Es una metodología de registro que remite para tener información sobre la aplicación de normas de control y certificación de los productos de origen animal y vegetal acorde a la legislación vigente.

El registro del origen y de la historia de producción del ganado bovino garantiza al comprador o consumidor el conocimiento de los procesos realizados en los animales, los elementos utilizados; ubicación de origen y destino de los mismos por medio de códigos registrados y fáciles de interpretar.

El objetivo de la trazabilidad es poder obtener de forma inmediata y precisa la información del alimento que está en el mercado, a lo largo de toda la cadena alimentaria hasta llegar al consumidor.

Estas acciones se viene implementado, en el ámbito de los productos cárnicos, donde los diferentes mercados exigen normas sanitarias y técnicas productivas a los proveedores, las cuales se deben cumplir para poder acceder a los mercados internacionales.

La capacitación de los productores pecuarios en todo el ámbito de la producción ganadera permite el desarrollo de nuevas actividades productivas con otra especie de animales, lo que amplía el horizonte de producción, dando mayores oportunidades a pequeños y medianos productores.

El desarrollo de estos conocimientos permite orientar a los productores en el uso de las nuevas herramientas competitivas utilizadas tanto en el mercado nacional como en el internacional.

Esto permite al productor minimizar riesgos que pueda prevenirlos desde el establecimiento de origen o finca de producción hasta el destino final, que es el consumidor, durante todo el proceso de productivo implicando propietario, lugar del establecimiento ganadero, nacimiento, vacunación, alimentación, movimiento del ganado, faena, frigoríficos, hasta llegar a su comercialización.

Muchos países ya han implementado este sistema de control de calidad para productores. La producción certificada posibilita conocer el producto comercializado lo que favorece al productor y al consumidor.

Fuente: Perulactea

Déjanos un comentario

También podría interesarte: