abril 19, 2024 11:05 PM

MARACAIBO Animales pueden sufrir golpe de calor

Para los que no tienen hijos aun, las mascotas son los consentidos de la casa, es por ello que todos les dedican especial atención con respecto a sus cuidados, mayormente estos días con la ola de calor que está azotando Maracaibo, todo el Zulia y de hecho, gran parte del país. Aunque ellos no hablen, sienten y también se ven afectados por el calor y es importante saber reconocer cuando la mascota presenta algún malestar.

La Dra. Melina Orozco, médico veterinario de la clínica veterinaria Las Mercedes explicó a NAD que el Golpe del Calor es la principal patología que sufren los animales con respecto a la temperatura y al entorno ambiental.

“El golpe de calor es un recalentamiento del cuerpo del animal cuando hay una dificultad de disipar efectivamente el calor del medio ambiente” detalló.

Indicó que eso pasa cuando un animal, especialmente los que tienen sobrepeso o de una raza braquiocefálica como los pug que son chatos, son sometidos a un ejercicio físico, caminata larga, a un ambiente muy caluroso o con mucho sol.

En ese sentido, destacó que el riesgo en Maracaibo de que los animales sufran de un Golpe de calor es bastante alto porque estos días hay un nivel de humedad alto, lo que ocasiona que incluso en los seres humanos haya una incapacidad de disipar el calor.

“Entendemos que los perros no tienen glándulas sudoríparas y que su medio de disipar calor es el jadeo, es como el radiador de ellos, por ahí es donde liberan el calor corporal, entonces, cuando son perros muy grandes, muy pesados o de rasas braquiocefálica (chatos) como los bóxer, pug, bulldogs, golden retriever ellos no pueden ventilar y compensar el enfriamiento adecuado del cuerpo, son mas sensibles al golpe de calor” señaló.

Asimismo, mencionó los casos en los que hay una elevación de la temperatura por encima del valor normal conocido como hipertermia, “eso es riesgoso porque cuando llegan a niveles muy exagerados por ejemplo, más de 40 o 41 grados de temperatura, causa una serie de reacciones en el organismo negativas que pueden desencadenar la muerte del animal”.

Orozco indicó que es importante conocer los síntomas del golpe de calor para saber cuándo debemos llevar a las mascotas al veterinario:

  • Jadeos intensos
  • Mucosa muy roja
  • Si tienen rato en reposo y no deja de jadear desesperadamente
  • Debilidad, o busca tirarse al suelo en un lugar con sombra para expandir sus patas y sentir el aire
  • Taquicardia o respiración angustiosa
  • La lengua no se ve rosada sino morada
  • Sus ojos se notan exaltados o saltones
  • Los vasitos de sus ojos se ven muy inflamados, se conoce como episcleritis
  • Estiran totalmente su cuerpo y el cuello
  • No se levantan, se resisten a hacer ejercicio físico

Sin embargo, pueden llegar a la parte terminal del golpe de calor, esto es cuando la mascota pasa de 6 a 8 horas del episodio (sofocado o ahogado por el calor) y comienzan a salirle moretones en la piel, sangran por la nariz, por los ojos y por el recto, en ese caso apesar del intento de sus dueños en enfriarlo, se desencadenó el calor y produjo daños internos ocasionando la muerte

Reiteró que cuando el cuerpo de la mascota supera una temperatura de 40 o 41 grados es muy difícil bajarla bruscamente sin que cause daño, los perritos pueden convulsionar y en el caso mas grave hacen algo que se llama coagulación intravascular diseminada o hemorragia interna masiva que termina desencadenando la muerte “ver morir a un perro por el golpe de calor es horrible y cuando pasan de los 41 grados de temperatura casi todos se mueren”.

La especialista indicó que las zonas de riesgo para los perritos especialmente es cuando los sacan a pasear a la Vereda del Lago o a cualquier lugar abierto expuestos al sol y el calor a las 10:00 de la mañana, “eso es fatal o salen antes de las 7:00am o después de las 7:00pm”.

Recomendó que lo mejor es esperar primero a que la temperatura del asfalto ya este fría porque se queman las almohaditas de las patas y segundo que el sol no este fuerte “porque el perro puede hacer esa actividad todos los días pero cuando aumenta la humedad disminuye la capacidad de disipar el calor y eso es lo que produce el calentamiento, hay perros que lo hacen todo el tiempo pero con estas temperaturas no siempre regulan el calor como debe ser y están en riesgo de sufrir un golpe de calor”.

Al referirse a los gatos dijo que ellos suelen ser menos dinámicos, no hacen ejercicios físicos fuertes, sin embargo también pueden sufrir un golpe de calor.

En cuanto a las aves comento, que estas son fácilmente sofocables, se estresan mucho por el calor o el mal ambiente y pueden morir “si hay varios pájaros en una jaula muy pequeña también corren un alto riesgo de tener un golpe de calor y son de todos los que menos resisten el estrés y el calor, a ellos si les dan paros cardíacos muy rápido”.

Por otra parte, para nadie es un secreto que algunas personas, por alguna razón, se atreven a tener otros animales como mascotas, monos, conejos o hasta culebras, sobre ese tema la veterinaria reiteró que eso no es recomendable “la fauna exótica casi siempre sufre mucho en cualquier circunstancia porque realmente la casa nunca va a ser un ambiente adecuado para la fauna”.

A diferencia de los monos que pueden tolerar un poco más el calor depende del ambiente en el que se encuentren y si están libres ya que se encargan de buscar lugares con temperatura agradable para ellos.

“Dependiendo de cada mascota y qué tipo es su ambiente natural hay que tratar de asemejárselo lo mas posible y su temperatura confort, por eso debemos investigar su entorno óptimo” aseveró.

El cambio brusco de temperatura también afecta a las mascotas “pasar de la calle con calor y entrar a una casa fría puede provocar secreciones nasales porque así es como condensan el cambio de temperatura pero no hay resfríos propiamente, a menos que sean contagiados con un virus o tengan las defensas muy bajas y si se puede presentar cuadro viral.”

Afirmó que el riesgo realmente importante es el momento de la hora pico de temperatura alta cuando el perro está jadeando constantemente, no logra compensar el calor, deben buscar maneras de refrescarlo:

Lo más recomendable según los especialistas en esos casos es ubicarlo en un lugar con sombra, llevar siempre botellas con agua fría, darle a tomar pero no toda, en pocas cantidades para echarle el resto en todo su cuerpo, especialmente donde más se calienta: el área del abdomen, las axilas, debajo de sus patas, siempre refrescarlo y ventilarlo.

Acotó que llenarlo de agua es contraproducente “porque se da el riesgo de sufrir una torsión gástrica y el perro va a tomar agua por su desesperación ante el calor, por eso debemos enfriarlo primero”.

Aclaró que la medida óptima o normal del cuerpo del animal es de 38.5 a 38.5 tanto en perros como en gatos “una medida de emergencia es tomar alcohol isopropílico y rociarlo en las patas, en sus almohadillas, en las axilas en toda la zona inguinal”.

La veterinaria reiteró que la mascota ha terminado algun ejercicio físico o permanece tranquilo y calmado en un lugar caluroso y su temperatura corporal ya está sobre los 40 grados, debe considerarse una emergencia, por eso recomendo enfriarlo con la técnica antes mencionada y acudir inmediatamente al veterinario “antes que l temperatura pase de los 41.5 o 42 grados porque hay riesgo de convulsión”.

Al referirse a la forma de refrescar a las aves comentó que es mas fácil debido a que, con solo echarles agua con una manguera o de cualquier otra forma es suficiente.

No obstante sugirió a todos los que poseen mascotas y salen a trabajar a que dejen a esos consentidos al cuidado de alguien o sigan las siguientes recomendaciones:

  • Mantenerlos con agua fresca, si es posible hielo y cambiarla tres veces al día o más.
  • Si están muy sofocados colocarles hielo o pañitos con agua fría en diferentes partes de su cuerpo.
  • Dejarles las ventanas abiertas si es posible.
  • Por ningún momento dejarlos amarrados a un árbol o cualquier objeto donde corra el riesgo de estar expuesto al sol y al calor, “el animal no puede estar bajo el sol directo estos días, es sumamente riesgoso dejar a la mascota amarrada afuera y expuestos al rayo solar”.
  • Para reconocer cuando una mascota esta sufriendo de un golpe de calor se debe tomar en cuenta que el animal comienza a jaderar, respiran de manera angustiosa, tienen los ojos saltones y la lengua afuera (los perros y gastos).
  • Mientras que, las aves tienen a respirar por la boca abriendola más de lo normal y se desmayan.
  • Ante esto, vale la pena insistir en que los animalitos tambien sufren por el calor y que sus dueños deben ubicarlos en un lugar fresco primero, enfriarlo con cantidad determinada de agua fría para tomar y otra cantidad de agua fresca para echarselo en el cuerpo e inmediatamente visitar al médico.

Dra. Melina Orozco, médico veterinariode la clínica veterinaria Las Mercedes. Fotos: Stevens Novsak

Fuente: Noticia Al Día

Déjanos un comentario

También podría interesarte: