mayo 23, 2024 8:14 AM

El veneno del sapo americano, clave para acabar con su propia plaga

El «Rhinella marina» fue introducido para combatir una plaga de escarabajos en las plantaciones de azúcar del estado nororiental de Queensland, pero, para desgracia de los agricultores, el sapo no se comió a estos insectos y al no tener depredadores se multiplicó sin control por casi todo el país a lo largo de los años.