abril 13, 2024 7:15 PM

Enriquecerán alimentos de consumo masivo con Omega 3

Se usará la técnica de microencapsulado que preserva sus beneficios. El aceite de pescado se multiemulsifica y se concentra en microcápsulas que sólo se abren en contacto con los ácidos del estómago.

Caracas.-Ni la arepa, ni las caraotas, ni la pasta ni el pollo contienen Omega 3. Tampoco el queso blanco, el arroz, la carne roja o las frutas. En la dieta común del venezolano, el Omega 3 o aceite de pescado, aparece poco.Sin embargo, es considerado fundamental para cuidar la salud pues es antiinflamatorio y anticoagulante y su consumo ayuda a prevenir la primera causa de muerte en Venezuela: los infartos y accidentes cerebrovasculares. Quienes pueden lo consumen en forma de cápsulas pero la mayoría de la población sufre déficit de Omega 3: no comen salmón, sardinas y arenques y tampoco compran suplementos.

Un grupo de científicos australianos se percató de esta carencia mundial y hace siete años desarrollaron una técnica que permite concentrar y capturar el aceite de pescado en microcápsulas para ser añadidas en la preparación de los alimentos industrializados sin alterar aroma o sabor. La técnica la patentaron como Wow (water-oil-water) y es comercializada a través de la empresa Gat Food Esentials.

En Venezuela, varias empresas de alimentos ya están incorporando las microcápsulas de aceite de pescado en sus productos de consumo masivo, tal como se hace en Estados Unidos y Europa. En los próximos meses, presentarán al mercado local, pan blanco, queso amarillo, jamón, yogurt y compotas enriquecidas con Omega 3.

«El concepto es el desarrollo de la alimentación funcional, que ofrece nutrientes no habituales en la dieta de cada país. En Venezuela, se fríe el poco pescado que se consume y esto convierte el Omega 3 en grasas trans, que es la más peligrosa que existe», explica Tony Conti, médico gastroenterólogo y representante de Gat Food Essentials en Venezuela.

Por la salud del corazón, el Omega 3 debería ser la grasa más consumida por el ser humano, pues equilibra el impacto del Omega 6 y otras grasas perjudiciales. En Venezuela es al revés. «Por eso, se recomienda aumentar la concentración de aceite de pescado en alimentos y popularizar su consumo diario», explica Conti.

[caption id="attachment_2185" align="alignright" width="317" caption=""la mayoría de la población en Venezuela sufre déficit de Omega 3: no comen salmón, sardinas y arenques y tampoco compran suplementos." destacó el especialista. "]Enriquecerán alimentos de consumo masivo con Omega 3[/caption]

El aceite de pescado, proveniente de Canadá, se microencapsula con máquinas especiales de multiemulsificación. Estas microcápsulas se añaden a la preparación de los alimentos y permanecen inalterables hasta que entran en contacto con los ácidos del estómago. Es entonces cuando el Omega 3, en billones de micropartículas, se libera en el organismo.

«No existen contraindicaciones para el consumo de aceite de pescado. Lo ideal es ingerir al menos 350 miligramos diarios pero mientras más se ingiera, mejor, incluso durante el embarazo, la lactancia y la primera infancia. Las microcápsulas de Omega 3 en los alimentos son tan beneficiosas como los suplementos que se venden en las farmacias o como consumir el pescado al natural», asegura el médico.

Según Conti, las microcápsulas de Omega 3 también resultan más económicas que adquirir las cápsulas, pues sólo eleva entre 5 y 10% el precio final de los productos alimenticios.

Fuente: www.eluniversal.com

]]>

Déjanos un comentario

También podría interesarte: