julio 17, 2024 9:09 PM

Fegaven aboga por planes para mitigar efectos estacionarios en producción pecuaria

El presidente de la Federación de Ganaderos Venezolanos (Fegaven), Balsamino Belandria, advirtió sobre la necesidad de generar planes específicos que permitan mitigar los efectos estacionarios sobre la producción pecuaria nacional.

Durante una entrevista en Venezolana de Televisión, Belandria recordó que la producción nacional de carne bovina y de leche sufre una fuerte caída durante el verano.

Explicó que el 80% de la carne de res que consume el venezolano se produce en el país; sin embargo, durante el verano, esta producción cae en un 30%, supliendo sólo el 50% de la demanda nacional. Igual pasa con la leche, durante la sequía llega a caer su producción en alrededor de 30%.

Para Belandria, el diseño y ejecución de planes orientados a mitigar estos efectos puede reducir el impacto de la caída de la producción de un 30% a un 15% ó 10%.

Propuso retomar la comisión de seguimiento de la cartera agrícola, como mecanismo para garantizar que los créditos lleguen a la mayor cantidad de productores.

«Retomar la comisión de seguimiento de la cartera agrícola para que los créditos en el país, en un país donde tenemos 137.000 productores, que tienen 12.900.000 cabezas de ganado, no vayan solamente al 5% de los productores».

El ganadero señaló que en 60 días, aproximadamente, el país alcanzará su tope de producción ganadera anual, gracias a la recuperación de los pastos, como producto de la entrada del invierno; y en 30 días se alcanzará el tope en la producción lechera.

«Es necesario que la población sepa y entienda que los meses de enero, febrero, marzo, abril y mayo, son meses donde en Venezuela no se produce el total de lo que consumimos».

Por encima de la media mundial en consumo de carnes

Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), en 2008 la media mundial del consumo de carne de la población era de 42.1 kilogramos per cápita anual; según el mismo informe, los países desarrollados tenían un consumo cárnico per cápita de 82,9 kilogramos al año; y los llamados países en desarrollo 31.1 kilogramos per cápita al año.

Actualmente, el consumo de carne de la población venezolana es de 81 kilogramos per cápita al año, colocando al país muy por encima de la media mundial y del promedio de consumo de los países en desarrollo.

Estos 81 kilogramos de carne per cárpita anual se distribuyen en la dieta del venezolano de la siguiente manera: carne de res, 24 kilogramos por persona; carne porcina, 12 kilogramos por persona; y pollo, 45 kilogramos por persona al año. Cada venezolano consume cerca de 7 kilogramos de carne al mes.

En 14 años de Revolución Bolivariana, el consumo de carne bovina se ha incrementado en alrededor de 33%, y el consumo de pollo en más de 50%.

Fuente: AVN

Déjanos un comentario

También podría interesarte: