junio 22, 2024 8:05 AM

La licoperdonosis es una rara enfermedad respiratoria que aparece como resultado de la inhalación de las esporas que libera el hongo Lycoperdon. En el presente estudio, se describen dos casos de licoperdonosis canina confirmada. El primero se presentó en el Matthew J. Ryan Veterinary Hospital de la University of Pennsylvania y el segundo se llevó al University of Tennessee Veterinary Teaching Hospital para realizar la necropsia. Ambos perros presentaban dificultades respiratorias y los propietarios comentaron que los animales habían estado jugando o excavando en áreas en las que existía el hongo antes del inicio de los signos clínicos.

En el caso inicial, las radiografías torácicas revelaron un patrón pulmonar alveolar intersticial, difuso y multifocal. A pesar del agresivo tratamiento médico y de la ventilación mecánica, el animal empeoró y tuvo que ser eutanasiado. El examen post mórtem reveló nódulos linfáticos traqueobronquiales agrandados. Histológicamente, se encontró una grave neumonía broncointersticial piogranulomatosa histiocítica y difusa. A lo largo de los ganglios linfáticos y pulmonares, de forma más común dentro de los macrófagos, se encontraron estructuras redondeadas, de 3-5 micras de diámetro, positivas a la plata metanamina de Gomori, consistentes con las esporas de Lycoperdon.

Se amplificó un fragmento de ADN de aproximadamente 750 pares de bases a partir de pulmón de ambos casos con la reacción en cadena de la polimerasa utilizando cebadores específicos del ADN ribosomal de levadura, y se determinó que la secuencia del fragmento estaba más relacionada con Lycoperdon pyriforme. Es importante destacar que al reexaminar un lavado endotraqueal del caso inicial se encontraron esporas intrahistiocíticas, lo que sugiere que el muestreo de las vías respiratorias puede ayudar en el diagnóstico de la licoperdonosis.

Fuente: Argos.portalveterinaria (Alenghat T, Pillitteri CA, Bemis DA, Kellett-Gregory L, Jackson KV, Kania SA, Donnell RL, Van Winkle T. Lycoperdonosis in two dogs. J Vet Diagn Invest. 2010 Nov;22(6):1002-1005).
Foto: Animalphoto

Déjanos un comentario

También podría interesarte: