junio 22, 2024 7:58 AM

Llegó el caracol africano a Nueva Bolivia y Caja Seca

La conocida plaga que viene azotando al estado Mérida desde hace varios meses ha sido detectada en plantaciones rurales. El Insai dicta charla a las comunidades para que sepan que hacer ante la presencia de los mismos

Una plaga para las plantaciones y transmisor de enfermedades conocido como caracol africano gigante (Achatina fulica) llegó a tierras del municipio Tulio Febres Cordero del estado Mérida y Sucre del estado Zulia, plaga que viene recorriendo Venezuela desde hace varios meses.

Dentro de la localidad de Nueva Bolivia, este animal se encuentra alojado en plantaciones de la calle Arensivia, en las inmediaciones de un terreno abandonado y colmado de maleza, donde se estima pueda estar la madriguera y de allí ha caminado hacia las plantaciones de las viviendas vecinas. En el caso del municipio Sucre, el caracol africano se ha alojado en las plantaciones del sector agrícola de La Rosario.

Este sentido, el Subteniente Raúl Balza, comandante del Cuerpo de Bomberos de Nueva Bolivia, destacó que esta, es una especie de caracol terrestre, cuya concha puede medir hasta 30 centímetros de longitud y 8 de alto, además de estar incluida en la lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo.

Vector de bacterias

Por su parte Beatriz Priana, coordinadora de Asuntos Vegetales del Instituto Nacional de Salud Agrícola Integral (Insai) zona Panamericana, reveló que este caracol también es vector de bacterias y enfermedades diversas, causante de diversos tipos de síntomas, principalmente en las personas con sistemas inmunológicos delicados, e incluso el consumo de esta especie por parte de perros domésticos les ha causado la muerte.

Señaló que al igual que otras especies, el caracol africano es hermafrodita, crece y se reproduce a gran velocidad, logrando tener hasta 350 huevos al año. Cada uno y puede llegar a producir graves daños en ecosistemas y cultivos tropicales, tal es el caso del daño que está ocasionando a las plantaciones de los sectores ya mencionados.

Vale mencionar además que este es un molusco terrestre de gran tamaño y a pesar de ser una especie vegetariana, puede comer prácticamente de todo, incluidos excrementos.

Combate

La coordinadora del Insai explicó que desde que se dio a conocer sobre la existencia de esta plaga en la zona Panamericana, se vienen dando charlas en las escuelas y comunidades de la mano con los consejos comunales, para preparar al colectivo sobre cómo actuar en estos casos; pues afirmó que el Insai no daría abasto para acabar con toda la existencia de la plaga, por lo cual se hace necesario el trabajo articulado.

Testimonios de afectados

Ramona Viera, productora de la zona, reveló que desde hace cuatro meses se viene presentando esta terrible situación con el referido caracol, destacando que hace menos de un mes, uno de sus hijos recogió más de medio saco de caracoles y en pocas horas, su plantación se encontraba nuevamente cundida.

«Estamos perdiendo las plantaciones, de hecho hace poco agarramos un tallo de cambur para comerlo y cuando lo bajamos de la mata estaba repleto de caracoles y tuvimos que botarlo por temor a enfermarnos y así tengo todas las matas de yuca, achote, plátano, guayaba en fin».

De igual manera indicó que una cochina que se encontraba en el patio de su vivienda murió de forma extraña y el veterinario les sugirió no comerla, pues quizá la causa fue el animal consumió dichos caracoles.

Así mismo Aura Vásquez, habitante de la calle Arensivia en Nueva Bolivia, explicó que estos caracoles salen cuando no hay luz del sol, es decir, al caer la noche y tempranas horas de la mañana. «Ellos caminan por la carretera de noche y temprano en la mañana, tenemos meses viéndolos y esperamos que los organismos encargados se aboquen a resolver esta situación que es nociva para los seres humanos».

Por su parte Filomena Dávila, también habitante de la calle Arensivia en Nueva Bolivia, exhortó a los organismos de gobierno y a la Alcaldía para que se aboquen a resolver esta situación e hizo un llamado a la propietaria del terreno abandonado donde se encuentra la madriguera, para que se lo limpie a fin de exterminar la presencia del animal. «En una ocasión se lo invadieron y apareció al día siguiente, la propietaria debería tener más cuidado».

Finalmente los organismos competentes reiteraron el llamado a toda la población a mantener la calma y actuar con rapidez, pero sobre todo deben informar a los respectivos entes como el Insai o el Cuerpo de Bomberos de la jurisdicción donde usted se encuentre.

Recomendaciones

El Insai recomienda que si se está en presencia de uno de estos especímenes, no deben agarrarlo con las manos y menos si en ellas hay cortaduras o heridas, se deben usar siempre guantes y para eliminarlos se les debe introducir en agua con cal por espacio de 5 horas y luego enterrarlos bien profundo con otra grosera cantidad de cal. Evite quemarlos, pues esto puede provocar que el animal despida partículas nocivas para salud.

Fuente: Diario de los Andes

Déjanos un comentario

También podría interesarte: