junio 18, 2024 6:54 PM

Los ganaderos estamos rogando que llueva más

En años anteriores durante la tercera semana de junio las fuentes de agua del estado Bolívar han estado totalmente recuperadas, lo que permite que la actividad ganadera y agrícola se desarrolle sin tantos contratiempos durante el verano. Este año ha sido atípico, pues aunque ha habido precipitaciones que han permitido una recuperación de los pastos, la pluviosidad ha sido leve y, por lo tanto, las fuentes de agua están lejos de recuperarse.

La situación del estado Bolívar respecto a otros estados del país es aventajada, pues en entidades del centro y occidente del país la fuerte sequía ha generado la muerte de 200 mil reses, de acuerdo con denuncias de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga).

Tal severidad no se ha registrado en Bolívar, pero hay temor sobre el desarrollo de la temporada seca. Manuel Marín, vicepresidente de la Federación de Ganaderos del estado Bolívar, comentó que en la entidad ha habido precipitaciones leves, “ha llovido poco para recuperar los pastos que están verdes, aunque las fuentes de agua no se han recuperado; a estas alturas están lejos del sitio en que deben estar”.

Marín avizora un invierno “pobre” en lo que resta de temporada lluviosa, “y si es tan pobre, en lo que entre el verano va a ser desastroso”. “Estamos rogando que llueva más para que las fuentes de agua se recuperen”, añadió.

En Venezuela se presentan sólo dos temporadas climáticas, una lluviosa -invierno- que arranca desde mayo hasta noviembre y una seca que se registra durante el resto del año.

Pozos profundos costosos

El dirigente del sector ganadero sostuvo que sólo los ganaderos con recursos económicos suficientes han podido contratar equipos para la perforación de pozos profundos, una inversión alta y riesgosa, considerando que en algunas perforaciones no logran conseguir agua. “Los que no tienen recursos no tienen a quién acudir y se les muere el ganado”.

En el 2013, agregó Marín, la Gobernación de Bolívar tuvo una idea atinada de comprar equipos para perforar pozos profundos en las comunidades rurales. “El asunto es que es un trabajo rudo que daña los equipos y si no hay presupuesto asignado se deterioran y quedan fuera de servicio”, agregó.

La Federación propuso pagar un monto razonable por las perforaciones para garantizar el mantenimiento de los equipos, “pero la propuesta no prosperó”.

“Dijeron que tenían muchas comunidades pendientes y no sabemos qué pasó con los equipos. Esa idea pudiera ser buena siempre y cuando se trabaje de la maño”, sostuvo.

Fuente: Correo del Caroní

Déjanos un comentario

También podría interesarte: