Buscar
lunes 25 octubre 2021
  • :

Visión sectorial de la producción avícola sobre la “Economía Circular”, relacionamiento y oportunidades

La economía circular consiste en un conjunto de procedimientos y estrategias cuya finalidad primordial, resulta en una reducción eficiente del uso de materias primas originales, sin sacrificar el crecimiento o la calidad de la producción, optimizando los flujos económicos mediante la reutilización de sub productos y en otros casos, de los nutrientes biológicos generados por el mismo proceso productivo.

De igual forma el concepto abarca la transición del uso de combustibles de origen fósil al de energías renovables.

Circuito de interacción de la economía y el medio ambiente

Se trata de sistemas de producción cerrados, “No lineales”, que se avocan a estructurar con mayor énfasis los procesos productivos basados en la gestión de los residuos, utilizando tres conceptos fundamentales: REDUCIR, RECICLAR y REUTILIZAR. De esta forma se pretende transformar el actual flujo industrial y productivo que se genera en una sola vía, con un considerable impacto negativo sobre el medio ambiente, en procesos de flujo circular, (recurso/producto/recurso reciclado), mucho más amigables con la naturaleza.

Circuito de Economía Circular

Cortesía: Internet

Cabe mencionar el informe publicado por la firma McKinsey & Company, titulado: Hacia la Economía Circular, Racionalidad económica y de negocios para una transición acelerada”. Allí se destacan las oportunidades de un modelo circular restaurativo, haciendo énfasis en los enormes beneficios que puede obtener la Unión Europea estimulando la actividad económica en las áreas de desarrollo de producto, reciclaje y reparación que, podrían generar para el año 2025, ahorros de costos de materiales netos, por un valor hasta de 630 mil millones de USD.

De igual forma, resulta interesante destacar el proyecto Apple (robotics) que, con su robot “Liam”, de 29 brazos, es capaz de desmantelar un iPhone defectuoso en 11 segundos y separar sus componentes en materiales reutilizables. Hasta el momento, Apple con la utilización de este robot, ha ahorrado 60 millones de euros en material reutilizable para productos nuevos, incluyendo alrededor de 1000 Kg de oro valorados en 40 millones de Euros.

Bases fundamentales de la economía circular

 Los modelos de negocios circulares se basan en la utilización del valor económico retenido en los productos después del uso industrial, aplicados a la producción de nuevas ofertas. Desde esta visión se destacan los siguientes principios:

  1. Elegir proveedores que suministren materiales de mejor uso para restaurar y regenerar su capital natural, que a su vez sean compatibles de bajo impacto con el medio ambiente.
  2. Incrementar la productividad mediante una adecuada gestión y control interno del proceso; de ser necesario y viable, modificar los equipos, renovar la tecnología y el diseño del producto, adecuando un uso más respetuoso con el medio ambiente.
  3. Concretar asociaciones claves basadas en la elección y la cooperación de socios a lo largo de la cadena de valor que, apoyen la economía circular.
  4. Elaborar estructuras de costos, reflejando los cambios financieros debidos a la incorporación de componentes amigables con el proceso de economía circular implantado y con el medio ambiente.
  5. Establecer el Sistema “Take-Back”, es decir, diseñar un mecanismo de gestión de devolución para los empaques y elementos reciclables, incluyendo los canales y las relaciones con los consumidores.

Ámbito de la economía circular dentro del contexto de la producción avícola

En la actualidad, dentro de las etapas de la producción avícola existen procesos que se relacionan con la defensa del medio ambiente, sin olvidar los principios fundamentales de la economía, en consecuencia, rindiendo a sus emprendedores el crecimiento de sus empresas y la obtención de utilidades.

Cortesía: Internet

Muchos de estos mecanismos confluyen en acciones de “Economía Circular”, pues entre otros aspectos, mantienen en uso durante el mayor tiempo posible los recursos naturales y materias primas que utilizan, convirtiendo así, los erróneamente llamados desechos de la avicultura comercial, en un inmenso potencial para generar soluciones y beneficios a la agroindustria.

A todo evento, bajo una visión amplia de economía circular, se pueden distinguir dos modelos a través de la cadena de producción avícola, a saber:

a. Procesos de economía circular indirectamente vinculados a otros sectores de las producciones primarias agrícolas y pecuarias, así como de sus respectivas industrias y

b. Procesos de economía circular directos, engranados dentro de los segmentos de la producción comercial avícola, tanto en la línea pesada como en la liviana.

Procesos avícolas indirectos de economía circular

Dentro de los procesos avícolas indirectos de economía circular, vinculados con otras cadenas de producción, se distinguen los siguientes:

1.-Compostaje:

Este es uno de los procedimientos de altos beneficios medioambientales, para la eliminación de la mortandad diaria de aves en granja. El compostaje es un método que se aplica mediante la degradación que producen bacterias, hongos y otros microorganismos, al mezclarse con las aves muertas, la cama, el pasto seco o la viruta, cuyo producto final produce la transformación en un abono orgánico de alto valor, logrando conseguir el cambio del residuo orgánico en un producto estable aplicable al suelo como fertilizante, el cual mejora las propiedades físicas y químicas del mismo, incrementando el nitrógeno, fósforo, potasio y varios nutrientes esenciales para las plantas, tales como el zinc, el cobre y el manganeso.

De igual forma, el compostaje mejora la estructura de los suelos y eleva su capacidad de retención de agua; el uso de este fertilizante es altamente recomendado para la producción de hortalizas y frutas. El compostaje de aves muertas es una excelente opción de bajo costo, cuando se compara con la incineración o entierro y provoca beneficios al impacto ambiental.

2.-Excretas de origen aviar (E.O.A.):

Son fuente de diversos nutrientes esenciales para la producción agrícola, por lo cual poseen gran valor e interés para los productores agropecuarios.

Las E.O.A. utilizadas como abono, aportan materia orgánica a los suelos, incrementan su fertilidad y mejoran sus propiedades físicas, otorgando ventajas de éxito a la producción agrícola como la infiltración y la capacidad de retención hídrica, a la vez reducen la erosión de la tierra y los costos eventualmente asumidos por los productores en la compra de fertilizantes comerciales.

En la actualidad, algunos países autorizan el uso de excretas aviares en suelos de producciones hortícolas y frutales, incluso en algunos casos se certifican producciones orgánicas que reciben excretas como fertilizante orgánico y no así las que se fertilizan con productos químicos. Ahora bien, las E.O.A deben tener un manejo adecuado para evitar el peligro potencial de contaminación de aguas superficiales y subterráneas.

3.-Subproductos originados del beneficio de aves, (plumas, sangre, vísceras, aceite y grasa):

Este proceso se denomina “Rendering o Rendimiento” y consiste en extraer la grasa y el aceite contenidos en dichos elementos y además una harina de alto valor proteínico que, se utilizan como materia prima en la elaboración de alimentos balanceados para otras especies animales distintas a las aviares, como por ejemplo mascotas, animales domésticos, (perros y gatos) y peces comerciales. 

La producción de harinas de plumas, de vísceras, de sangre y de aceite o grasa de pollo, se presenta como una opción para solucionar la incidencia negativa, que genera para el medio ambiente el manejo del desecho, de tales elementos y así mismo, agrega valor desde un punto de vista de la economía circular, dentro de la cadena de producción de alimentos balanceados para consumo animal, pues se convierten en fuente de materia prima confiable generada en el curso de la producción avícola.

Procesos avícolas directos de economía circular

El proceso avícola puede enlazar acciones directas dentro del ámbito de la economía circular, estos eslabones proporcionan importantes ventajas para la protección del medio ambiente, sin menoscabar su eficiencia y productividad, se destacan los siguientes:

1.  Producción de “Biogás” :

La generación de biogás es una alternativa eficiente y rentable para las integraciones de producción avícola, no obstante, el proceso será viable tomando en cuenta un tratamiento previo de los residuos, el lavado del gas y el uso del efluente como fertilizante orgánico (biológico) de alto grado nutritivo. Para las granjas avícolas este camino permite el autoabastecimiento con electricidad y/o gas.

En Latinoamérica, la producción de huevos de mesa, así como el engorde de pollos crecerá en forma acelerada, una vez superada la pandemia mundial del Coronavirus y por lo tanto, el incremento en los costos de la alimentación de las parvadas, estará afianzando la construcción de granjas cada vez más grandes, hecho que traerá como consecuencia, un límite a la producción de abonos orgánicos con las excretas aviares, pues le coloca un tope económico, debido a los altos costos de su movilización hacia mercados potenciales capaces de absorber grandes cantidades.

En general, se puede decir que a partir de un (1) millón de animales (gallinas ponedoras) las E.O.A ya no pueden ser absorbidas dentro de una distancia rentable, calculada en un perímetro alrededor de 100 km, por lo tanto, la generación de biogás resulta una alternativa excelente dentro del esquema directo de economía circular, que permite autoabastecer con gas a las granjas avícolas.

“La generación de biogás resulta una alternativa excelente dentro del esquema directo de economía circular, que permite autoabastecer con gas a las granjas avícolas”.

2.-Tratamiento de aguas residuales:

La etapa de beneficio dentro de la cadena de producción de carne de pollo, si no tuviese un riguroso control y tratamiento de sus aguas residuales, generaría un impacto negativo en el medio ambiente, pues sus aguas contienen partículas de detergentes, grasas, heces, restos no solidos de vísceras, sangre y plumas, por eso la importancia de realizar los procesos ambientales imprescindibles para garantizar la seguridad y salud de la población.

El tratamiento de las aguas residuales en las plantas especializadas al efecto, empieza por la separación física de sólidos grandes empleando un sistema de rejillas, aunque, también, dichos desechos, pueden ser triturados por equipos especiales; luego se aplica un desarenado, seguido de una sedimentación primaria, que separa los sólidos suspendidos existentes en el agua residual y seguidamente se utilizan reacciones de precipitación para eliminar los metales disueltos.

El efluente final purificado, puede ser descargado de nuevo en la masa de agua natural que provee dicho líquido a las plantas de beneficio o implementar su reutilización directa en la instalación. Este proceso preserva los recursos renovables del medio ambiente y optimiza los costos de producción bajo el modelo de economía circular.

3.-Reciclaje de la materia prima para la fabricación de envases y cajas:

En general el reciclaje de los materiales susceptibles de ser procesados y reutilizados es responsabilidad de todos, se trata de una actitud que denota conciencia medioambiental para la sostenibilidad del ecosistema. Concretamente para la cadena de producción avícola, además de su importancia ecológica, es beneficioso para las empresas, pues reduce sus estructuras de costos, mejora su imagen y relaciones públicas, tanto con el sector oficial, como con los consumidores de sus productos.

A todo evento, el volumen de empaques que utiliza la avicultura a nivel global es inmenso, se trata de millones de toneladas imprescindibles para la conservación y movilización de sus productos y en general todos son reciclables. 

El proceso de recuperación de la pulpa o celulosa con la cual se fabrican los separadores, estuches y cajas que contienen los huevos de gallina para consumo humano, es perfectamente viable y es uno de los mejores ejemplos de economía circular directa que están a la vista y disposición del sector industrial de la producción avícola.

Lo mismo ocurre con el reciclaje del plástico, pues más del 20 % de los embalajes para los huevos de mesa y las fundas para empacar pollos están hechos con este material, presente en forma masiva en la industria, pero extremadamente contaminante si no es procesado de una manera correcta una vez ha cumplido su función.

Para llevar a cabo un eficiente sistema de reciclaje, es conveniente contar con una gerencia de gestión de residuos que pueda asesorar sobre la forma más sencilla y eficaz de recoger y seleccionar estos desechos y a su vez planificar su recolección periódica, así como la coordinación de las operaciones pertinentes a la recuperación de las materias que puedan reutilizar y eliminar las que no puedan.

Conclusiones

  1. En un mundo en el que los impactos negativos al medioambiente y la escasez de materias primas cada vez se hacen más patentes, se deben encaminar los esfuerzos hacia un nuevo modelo industrial en el que los productos, materiales y recursos se mantengan en la economía durante el mayor tiempo posible y en el que se reduzca al mínimo la generación de residuos. Se trata entonces de materializar acciones concretas y compromisos con una producción responsable, respetuosa con el medio ambiente y más eficiente en el uso de los recursos.
  2. La cadena de producción avícola presenta mecanismos y procesos de bajo impacto ambiental, cuando se miden sus resultados por interacción con el ecosistema, se observan en muchos de sus eslabones prácticas de economía circular bien sea directas o indirectas que, repercuten en la conservación de los recursos naturales renovables y en la eficiencia de sus estructuras de costos. No obstante, la transición hacia una economía circular más sólida, únicamente será posible a través de la colaboración y la participación de toda la sociedad, incluyendo a las administraciones públicas, los sectores económicos, los agentes sociales y especialmente a los consumidores.
  3. Una gestión de residuos responsable y permanente para el sector avícola, resulta de vital importancia para afianzar el desarrollo de los mecanismos de economía circular, tendentes a mejorar los sistemas de tratamiento de residuos, la recuperación de las materias que puedan ser valorizadas para su uso prolongado y desechar de manera correcta aquellas que han agotado su vida útil. La referida gestión debe incluir una plataforma de medios de comunicación adecuada para divulgar las ventajas que generan todos estos procesos productivos, en beneficio del medio ambiente y de los consumidores de carne de pollo y huevos de mesa.

Por:

Francisco Tagliapietra. Presidente Ejecutivo. Federación Nacional de Avicultura de Venezuela (FENAVI)

AVISA agradece la colaboración de FENAVI, a través de su presidente ejecutivo, Francisco Tagliapietra, para nuestra sección “Entre Gremios”

Artículo Relacionado: La valorización de un subproducto avícola: las plumas